ARTE Y SICiEDAD

Slider

Imágenes del tema: kelvinjay. Con la tecnología de Blogger.

ECONOMIA

Nacionales

DIRECTOR GENERAL

POLITÍCA

Policiales y Justicia

Salud

POLICIALES

POLITICA

Resumen deportivo

Noticias de la provincia santo domingo

Opinion Editorial

» » » Desplante del PLD al PRD ensancharía brecha descontento existente

Por Bárbaro Batista
El desplante o derrota infrigida por el Partido de la Liberación Dominicana (PLD) a su aliado el Revolucionario Dominicano (PRD) durante la Asamblea celebrada para la escogencia del secretario general de la LMD, podría ensanchar aún más la brecha del descontento existente en una franja importante de la militancia y dirigencia del partido blanco, debido a que consideran no son tomados en cuenta por el Partido morado en la medida que merecen como aliados políticos.

Los blancos estiman además, como un irrespeto y una desconsideración el que no se le permitiera presentar un candidato ante la Asamblea General de Municipios para que pudiera competir contra el ex reformista Jhonny Jones, a pesar de ser el PRD  la segunda fuerza con representación en las alcaldias municipales del país, y contar de pleno derecho a participar conforme lo establece la Ley.


Según analistas políticos, este desplante podría provocar una agudización y ahondamiento en el disgusto de lo perredeistas, lo que les llevaría a tener poco entusiasmo el día de las elecciones para marcar la casilla Uno del nivel presidencial,  que ostenta el PRD, lo que traduciría  una baja votación a favor de la reelección del presidente Danilo Medina el próximo 15 de mayo.

Dada la situación planteada, resultaría lógico entonces que el Partido Revolucionario Moderno que postula a Luis Abinader como candidato presidencial, aproveche esta coyuntura para capitalizar el descontento perredeista a su favor.

Estiman de inexplicable que siendo el PRD un partido con profundo arraigo en una amplia franja del electorado dominicano, por su historia y por su aporte a la democracia, el PLD quiera tenerlos de aliados sin concretizar un nivel de participación efectiva en algunas de las estructuras de gobierno.

Transcendió que para la Asamblea donde fue escogido el ex reformista Jhonny Jones para que continue por un año más en la LMD, el presidente Danilo Medina y el presidente del PRD Miguel Vargas habrían acordado posponer la escogencia del mismo para el 26 de mayo, acuerdo que fue desconocido por los peledeistas e impusieron a Jones sin dejar ni siquiera a los perredeistas proponer a uno de los suyos.

El PRD tenía reservada esa candidatura a uno de los más cercanos colaboradores de Vargas, el ex diputado Neney Cabrera quien sería propuesto por consenso de los perredeistas.

Para los blancos el comportamiento de los peledeistas en dicha Asamblea evidenció una falta de respeto a lo pactado entre esos dos líderes políticos y por demás garantes de la alianza pactada entre ambas organizaciones.

Para ellos lo ocurrido fue una demostración de que los morados no tienen la más mínima intención de honrar los acuerdos ni mucho menos tomarlos en cuenta en un futuro gobierno al que han denominado "Compartido y de Unidad Nacional ".

Dicen que si eso es ahora que le tratan así, que no será cuando ya tengan ganadas las elecciones de mayo venidero.

Recordaron que las elecciones se ganan en las urnas el 15 de mayo y que una vez más las fuerzas aliadas jugarán un papel determinante, sea a favor o en contra de la reelección.

Observan que la salida de algunas agrupaciones del Bloque Progresista, más la participación por separado en el nivel Municipal de importantes plazas electorales como Santiago,  La Vega y Santo Domingo Norte,  obliga al PLD a ser muy cuidadoso con el trato dado a sus aliados, sobre todo cuando las encuestas reflejan un descenso aunque sea mínimo en contra del candidato presidente y su partido.

A esto habría que sumarle el descontento de muchos segmentos de la población por el débil desempeño del gobierno en lo que tiene que ver con la seguridad ciudadana, el desempleo, el alto costo de la vida, el caos en el transporte público, energía eléctrica, la corrupción, la medicina, y la desigualdad en la distribución de las riquezas, entre otros males que afectan a la población dominicana.

Todo esto podría dar al traste con los deseos de los morados de continuar en el poder más allá del 2016.

«
Next
Entrada más reciente
»
Previous
Entrada antigua