FaceBook

Radio CancinoxDentro

Imágenes del tema: kelvinjay. Con la tecnología de Blogger.

Slider

Anuncio Godge

Nacionales

Banner EDESTE

POLITÍCA

Policiales y Justicia

Salud

Santo Domingo

Santo Domingo

Internacionales

Internacionales

Deportes

Provincia santo domingo

Opiniones y Editorial

» »Unlabelled » Juancito y Raquel hacen en SDE lo que nadie más ha hecho en RD, ni siquiera Leonel Fernández

Por Robert Vargas 
Santo Domingo Este.- Desde mi punto de vista, el alcalde Juan de los Santos y la magistrada Raquel Cruz se han atrevido a hacer lo que nadie más ha hecho en todo el territorio de la República Dominicana.

Se trata de un caso único, que vecinos de múltiples municipios reclaman se repita en sus respectivos territorios.

Es más, en esa tarea que han asumido esos dos funcionarios, han sido abandonados por el Director de Espacio Público del ASDE, el teniente coronel Ariel Rosario quien, a la hora de la verdad, prefiere escurrir el bulto.

De los Santos y Cruz han cosechado aplausos por parte de los sectores más sensatos del municipio Santo Domingo Este desde que el año pasado decidieron emprender la mayor guerra del país contra el ruido en las avenidas y calles locales.

Juan de los Santos
No les ha temblado el pulso para lograr que los munícipes puedan descansar tranquilos dentro de sus viviendas y en los espacios públicos.
 
En esa guerra contra el ruido han tenido que enfrentar a políticos oficialistas y de la oposición.

Incluso, según se ha comprobado más recientemente, ahora enfrentan a oficiales de las Fuerzas Armadas y de la Policía Nacional implicados directamente en la promoción del caos y el desorden en los denominados "drinks" y colmadones.

Los resultados ya se ven poco a poco.

El parque de Villa Carmen fue arrancado de cuajo a los ruidosos y hoy ese espacio puede ser usado por las familias.
En la avenida Venezuela, los drinks ha cobrado renovado esplendor y brillo al acatar, primero por la fuerza y luego voluntariamente, la orden que los obliga a respetar el derecho de los vecinos a descansar.

Por cierto, recientemente, se ha instalado un nuevo "drink" en la avenida Venezuela, Los Famosos, que cuenta con una preciosa decoración y ha sido dotado de cristales antiruidos, como debe de ser.
Al frente tienen al Súper AA, que cada día tiene más y mejores clientes.

Algo más distante, hacia el Sur, hay una gran cantidad de establecimientos (House Drinks, La Barrica y otros), que tras ser obligados a respetar las normas, han mejorado sus respectivas clientelas, y han ratificado la zona en su condición de espacio para la diversión, con más seguridad.

O sea, que el acatamiento por esos drinks de las normas y leyes ha redundado en beneficio para sus propietarios y sus clientes.

Sin embargo, fue  necesario que se diera la conjunción de la determinación del alcalde Juan de los Santos y de la magistrada Raquel Cruz para librar esta guerra que, hasta ahora, van ganando.

La semana pasada, sin embargo, brotó con toda crudeza la razón de porqué se hace tan difícil el combate a los ruidoso: la complicidad de altos oficiales de la Policía Nacional y de las Fuerzas Armadas con ese desorden.

Así las cosas, ya que Leonel Fernández en 12 años de gobierno no se atrevió a enfrentar los ruidos con firmeza, será a Danilo Medina a quien le corresponderá hacer en el país entero lo que nunca se ha hecho, y que solo Juancito y Raquel se han atrevido: librar una guerra contra el ruido.

Es necesario propiciar una política de Estado para controlar a los ruidosos que intranqulizan a los ciudadanos y auspician el incremento de la criminalidad.

Los negocios de diversión deben ser estimulados, sin que estos afecten la tranquilidad de la comunidad.
Para lograrlo, no puede ser solo la gestión de un par de "llaneros solitarios". Debe ser un asunto de Estado.
El problema es que son los militares, policías y hasta narcos quienes están de lleno en el negocio.

Danilo Medina deberá demostrar que en ese terreno se atreverá a hacer "lo que nunca se ha hecho".
Eso no le costará dinero en exceso.

Solo tendrá que enviar claros mensajes de que él está dispuesto a hacer en el país entero lo que ya su compadre, Juancito, ha demostrado que se puede hacer y ha hecho en una parte de Santo Domingo Este.
El alcalde de los Santos y la Magistrada Cruz van a por los ruidosos en los barrios interiores, donde la situación es más peligrosa.

Sin embargo, para lograr sus propósitos necesitará el auxilio de la fuerza pública.
Lo malo es que muchos de los violadores de las leyes en esos barrios son oficiales de la Policía Nacional y de las Fuerzas Armadas, aliados con narcos y todo tipo de malhechores.

Otro detalle malo, peor aún, es que las Juntas de Vecinos, a las que les encanta estar pidiendo auxilio y soluciones a los problemas, son incapaces de unirse a las autoridades en esta guerra anti ruidos.

Muchos de sus miembros sucumben ante los delincuentes por cobardía o por sobornos haciéndo más difícil la actuación en su propio beneficio.

Pero, estoy convencido, si desde el Poder del Estado se envía un claro mensaje de que se propiciará la tranquilidad, clausurando cuanto colmadón o drink sea necesario, la situación podría variar, antes de que República Dominicana se convierta en otro México.

Raquel y Juancito han demostrado que para librar a los vecinos de los barrios del infierno de los ruidos no hay que ser arbitrarios, dar palizas ni violar los derechos a nadie.

Si las demás autoridades quieren saber cómo lo han logrado, no se pongan brutos, pregúntenselo directamente a ellos y lleven esa experiencia a los demás municipios.

El país entero se lo agredecerá. Digo, si es que se atreven, y no son más de lo mismo.

Por lo pronto, cada día son más los sectores de Santo Domingo Este que están más satisfechos con los resultados de la guerra contra el ruido.

Danilo no puede dejar solo en esta tarea a su compadre, como sí lo ha dejado el teniente coronel Ariel Matos.
Parece que este no asiste a los operativos porque le teme a los militares y policías dueños de colmdones y drinks.
Si es así, entonces debe dejarle el cargo a otro.
A menos que, claro está, el también sea...
Juancito y Raquel no pueden ser dejados solos en esta tarea.

«
Next
Entrada más reciente
»
Previous
Entrada antigua

No hay comentarios:

Podrá expresar su comentario sin ofender lo antes publicado. Este portal no se hace responsable de las opiniones vertidas por los colaboradores, es una responsabilidad exclusiva de estos.

Darwin Feliz Matos
Director