FaceBook

Radio CancinoxDentro

Imágenes del tema: kelvinjay. Con la tecnología de Blogger.

Slider

Anuncio Godge

Nacionales

Banner EDESTE

POLITÍCA

Policiales y Justicia

Salud

Santo Domingo

Santo Domingo

Internacionales

Internacionales

Deportes

Provincia santo domingo

Opiniones y Editorial

» »Unlabelled » Dice Roberto Rosario tiene un historial "siniestro"

Por Leonardo Peguero

No paro de mi asombro una y otra vez de saber que en la Junta Central Electoral (JCE) dominicana esté dirigida por una de las personas más atrasadas y autoritarias que conoce nuestra historia contemporánea.

Las manifestaciones de este señor tratando de coartar por cualquier medio el derecho de la gente conocer todo lo concerniente al proceso electoral raya en lo ridículo y eso es algo sumamente preocupante para la vida democrática de la República Dominicana. Trucutú sería un mejor referente de ejercicio de la democracia que Roberto Rosario en la dirección de la JCE. 
Roberto Rosario no es tan solo un hombre extremadamente atrasado en términos políticos y del ejercicio del derecho como ha quedado en evidencia si no que es algo peor aun: es un personaje con una capacidad de simulación que supera a la del famoso personaje de los comics llamado Doctor Merengue.

Trucutú
Su historial siniestro en el pasado reciente y el que protagónicamente se le ha encomendado jugar en los días por venir no dejarán lugar a dudas.

Roberto Rosario y su equipo mayoritario del Pleno de la Junta Central Electoral no solo han decidido a regular y restringir el libre derecho a la información de interés general y pública cuando de manera arbitraria y abusiva prohibió que la prensa adelantara datos sobre los posibles resultados de las elecciones si no que ahora manifiesta abiertamente que los usuarios de las redes sociales difundan por internet sus informaciones sobre las elecciones.
Su postura no es casual: sus aprestos y sus excesivos “celos” por el final del proceso electoral evidencia de que el hombre tiene una misión clara que cumplir.

Al Consejo Nacional de la Empresa Privada, (CONEP), le rechazó la solicitud para que la JCE diera las facilidades para que se hiciera una encuesta a boca de urnas alegando que no es posible por que se violarían los artículos 122 y 174 que garantizan el secreto del voto y el libre tránsito de los electores y él y otro miembro del Pleno de la Junta que hacen causa común, en declaraciones públicas, alegan que ellos como hombres son esclavos de la ley.

Si partimos de que en el 2004 cuando gobernaba precisamente el “cuco” de Hipólito Mejía se permitió la observación electoral y ganó ampliamente sin tropiezos “el gran demócrata” Leonel Fernández, el cual gobierna desde entonces, hay que concluir que estamos ante un claro retroceso en el desarrollo democrático y que en verdad en nuestra marcha “e' pa'lante que vamos” somos más atrasados que antes.
Doctor Merengue

Para hallar el bajadero de las redes sociales, Roberto Rosario ante su expresada lamentable queja de no poder tumbar todo el sistema de comunicación mundial dice que que no tienen opción si no la de “contar” rápido y en tres boletines emitidos antes de las 12 de la noche del día 20 de mayo dar a conocer los resultados totales del proceso. 

Tanta belleza me confunde: los resultados totales es una misión imposible por la propia estructura fraudulenta de nuestro sistema electoral, pero anunciar un ganador con cifras relativas o porcentuales seía algo sencillo. En eso está en total sintonía con el presidente de la República que ya anunció la victoria adelantada en 29 provincias y no de que se van en primera vuelta si no de que se van también en el primer boletín. Al igual que cuando Balaguer, cada deseo expresado de Leonel parece ser una orden a cumplir, más adelante se verá si Roberto Rosario cumple el mismo en el primero, en el segundo o, a más tardar, en el tercero.

En cuanto a la ley electoral en sus artículos 122 y 174 hay que afirmar que ciertamente esta reglamentación promovida aparentmente por este genio de la coerción y la represión sistemática y permanente, Roberto Rosario, se restringe totalmente el derecho de un lector a decir por quién votó o votará (esto último consignado en el artículo 174 debería aplicarse a los sondeos y encuestas) y prohibe la compulsión para inducir por la vía de la fuerza a votaren determinada dirección (esto podría aplicarse no solo a empleadores públicos y privados si no también a los que chantajean los beneficiarios del programa Solidaridad).

Pero también es cierto lo siguiente: ninguna ley está por encima de la Constitución de la República y ésta garantiza la libertad de asociación (artículo 47); libertad de reunión (artículo 48) y libertad de expresión e información (artículo 49). Este último artículo consagra que “Toda persona tiene derecho a expresar libremente sus pensamientos, ideas y opiniones, por cualquier medio, sin que pueda establecerse censura previa. ” Además garantiza el derecho de toda persona a la información para “... buscar, investigar, recibir y difundir información de todo tipo, de carácter público, por cualquier medio, canal o vía, conforme determinan la Constitución y la ley.”

El derecho constitucional a la libertad de expresión e información establece claramente en los acápites 2 y 3 del artículo 49 de nuestra carta magna que “Todos los medios de información tienen libre acceso a las fuentes noticiosas oficiales y privadas de interés público, de conformidad con la ley”y que “El secreto profesional y la cláusula de conciencia del periodista están protegidos por la Constitución y la ley.”

Todo lo anterior quiere decir que cualquier ciudadano en el uso de sus derechos constitucionales tiene el derecho de decir libremente por quién a votar o por quién lo hará y la prensa tiene el libre derecho a buscar por cualquier vía la información de carácter oficiales o privadas y que son de interés público.

Es decir que nadie, absolutamente nadie, ni el presidente de la República ni mucho menos el Presidente de la Junta Central Electoral puede coartar los derechos constitucionales y si Roberto Rosario y demás jueces socios de mentalidades tan retrógradas quieren amedentar y asustar a la gente el día de las elecciones, entonces que mande a cada mesa o colegio electoral a todos los jueces del sistema judicial dominicanos que no creo que alcance los 14 mil ó 4 mil de miembros porque para detener a un ciudano en pleno ejercicio de sus derechos la Constitución de la República establece expresamente en lo relativo al derecho a la libertad y seguridad personal en su artículo 40, acápite 1, “Nadie podrá ser reducido a prisión o cohibido de su libertad sin orden motivada y escrita de juez competente, salvo el caso de flagrante delito; ...”

En conclusión: todos los periodistas y las periodistas y todos los ciudadanos y ciudadanas que accesan a las redes sociales y a los medios de información, tienen todo el derecho constitucional a reunirse, asociarse y buscar y difundir todas las informaciones relacionadas con los comicios venideros, antes, durante y después. Las redes sociales son garantistas en en mundo del derecho a la información, a que la gente se entere libremente tanto de las cosas buenas que suceden en la Tierra como los crímenes y las injusticias que se cometen en ella.

No cedamos al chantaje ni a los pocos derechos democráticos alcanzados al fragor de las largas luchas populares de nuestra historia. Vayamos a cada mesa de votación y tomemos fotos de todo cuanto acontezca en el proceso y, si lo amerita, hagámoslas circular por las redes junto con la verdad. Nuestro mayor poder descansa hasta ahora en la facilidad de comunicación a escala planetaria y no podemos mansamente renunciar a este potencial y a nuestros derechos de expresar libremente nuestras ideas y las expresiones o manifestaciones de los demás.

«
Next
Entrada más reciente
»
Previous
Entrada antigua

No hay comentarios:

Podrá expresar su comentario sin ofender lo antes publicado. Este portal no se hace responsable de las opiniones vertidas por los colaboradores, es una responsabilidad exclusiva de estos.

Darwin Feliz Matos
Director