FaceBook

Imágenes del tema: kelvinjay. Con la tecnología de Blogger.

Slider

Anuncio Godge

Nacionales

Banner EDESTE

POLITÍCA

Policiales y Justicia

Salud

Santo Domingo

Santo Domingo

Internacionales

Internacionales

Deportes

Provincia santo domingo

Opiniones y Editorial

» »Unlabelled » La magistrada Raquel Cruz clausura "El Cartel de la Bebida", "La Tablita", "Drink Dunk", "El Parque", "XL Súper Frías" y otros más

Santo Domingo Este.- El Ayuntamiento de este municipio y la Fiscalía de la provincia Santo Domingo dieron ayer una nueva vuelta de tuerca a su decisión de recobrar espacios públicos y eliminar focos de contaminación sónica con la clausura de otros seis “drinks” y colmadones ruidosos.

Como ya es una costumbre, la Magistrada Raquel Cruz actuó con energía, firmeza y sin contemplaciones en las intervenciones que derivaron en la clausura durante al menos tres meses de “El Cartel de la Bebida”, “La Tablita”, “Súper Colmado El Parque”, “Drinks Dunk”, “XL Super Frías”, “Provisiones Eva”, y “Huella Barber Shop”.


Actuó en forma coordinada con el Departamento Anti Ruidos de la Policía y el Ministerio de Medioambiente.


Se trató de la mayor operación anti ruidos desde el pasado octubre, cuando la magistrada se vio obligada a tomar un receso debido a su avanzado estado de embarazo.


Tras culminar sus vacaciones pre y post parto, Cruz reasumió sus funciones con el respaldo total del alcalde Juan de los Santos, quien ha expresado su satisfacción por los logros alcanzados y por la firmeza con la que actúa la magistrada.

La magistrada Raquel Cruz y Chapman, el propietario de La Tablita.
El primero de los negocios ruidosos en ser clausurados ayer fue “Super Colmado El Parque”, seguido de el “Drinks Dunk”, los dos ubicados frente al parque de Invivienda Santo Domingo, que fue reconstruido por la alcaldía, pero del que cada noche se apoderaban multitudes de ruidosos que escandalizaban el sector contando con la protección de la Policía.

Los dos  establecimientos, según pudo comprobar la magistrada Cruz, ocupaban un tramo completo de una de las calles laterales del parque Invivienda, y gran parte de este.

Vecinos, que pidieron reservas de su identidad por temor a represalias, le dijeron a Ciudad Oriental que durante las noches y en medio del ruido, “ahí se consume y se vende drogas de forma natural ante la indiferencia de la policía”.

Explicaron que también “se producen tiroteos con frecuencia”.

A poca distancia del parque donde fueron clausurados los negocios, está ubicado el cuartel general de la Policía Nacional de Santo Domingo Este,  Guerra y Boca Chica, que comanda el General Ludwig Suardí.

-“Esto da miedo y terror”, dijo una mujer casi susurrando a los oídos de Ciudad Oriental.

-“Lo que ocurre es que algunos policías son cómplices y ellos vienen de noche dizque a ´cuidar´ el orden, pero en realidad es a protegerlos”, dijo otro hombre cincuenton claramente satisfecho con la acción.

Explicaron que “ahí vemos todas las noches a una mujer policía con un palo en las manos supuestamente poniendo el orden, pero el escándalo, los tiroteos, el consumo de drogas y el ruido” no cesaban.

El “Súper Colmado El Parque”, según explicaciones de los vecinos, en principio estaba dedicado a la venta de comestibles, pero poco a poco se transformó en un colmadón que servía de punto de concentración de todo tipo de gentes, muchos escandalosos.

A su lado está el “drink” Dunk, un estrecho y oscuro negocio dedicado a la venta de bebidas alcohólicas, que, pro igual, de noche escandalizaba la barriada.

Una vecina, que dijo residir en un apartamento encima del “drink” Dunk, consideró que “eso es  un abuso, porque estas son gentes tranquilas, además, ahí yo tengo mi negocio de venta de chimis. A mi ni a ninguno de los que vivimos ahí arriba nos molestas, al contrario nos gusta la música”.

Un periodista, de un canal de la televisión nacional, asiduo cliente de esos negocios, le decía a la magistrada que “los vecinos no están de acuerdo con este cierre”.

El periodista, en esta ocasión, fue enviado a cubrir las incidencias por el canal para el que trabaja.

La mayoría coincide, sin embargo, en que en el lugar se reúnen “un grupo de menores con armas de fuego y con machetes que venden y consumen drogas”.

La magistrada Cruz dijo que con esas clausuras la alcaldía ha dado un nuevo paso en la tarea de recuperar los espacios públicos y llevar tranquilidad a los munícipes de todos los sectores.

Rumbo a la Urbanización La Esperanza


Tras esa primera intervención, la Magistrada Cruz dirigió el contingente policial y técnicos bajo su mando hacia la Urbanización La Esperanza, donde clausuró otros dos negocios ruidosos.

Esta vez se trató de “Provisiones Eva”, y “Huella Barber Shop”, que comparten espacio.

En el lado derecho del establecimiento, estaban colocadas los productos de venta al público y, el izquierdo, una peluquería. Junto a ellos, potentes equipos de música.

El negocio de mayor ingreso para los propietarios de ambos establecimientos, al parecer, es el de la venta de bebidas alcohólicas en medio del ruido ensordecedor durante las noches.

-“El dueño sabe quién fue que lo denunció”, dijo en tono de advertencia una vecina que aseguró que “a mi no me molesta esa música; es más yo hasta me divierto mucho ahí”.

Poco después se le vio sacar del establecimiento algunas mercancías antes de que fuera cerrado.
Esos dos negocios están a mitad de una cuadra.

La magistrada Cruz dijo que también ha sido clausurado durante al menos tres meses.

Al igual que los otros dos, sus propietarios deberán comparecer ante un juez que será quien decida la suerte final de los mismos.

Cruz ejecutó las clausuras atendiendo órdenes dadas por un juez tras ella presentarles suficientes evidencias que justificaran las intervenciones.

Clausura de “El Cartel de la Bebida”


La siguiente movida llevó a la magistrada Cruz hacia la urbanización Alma Rosa II, donde clausuró otro “drinks” conocido como “El Cartel de la Bebida”, auspiciado por la firma Brugal, según un amplio letrero a su entrada.

Al llegar allí, el establecimiento estaba cerrado y la alarma se había disparado.

Existen sospechas de que pudieron ser puestos en alerta, posiblemente, por algunos de los miembros del equipo actuante.
Aún así, fue clausurado.

“El Cartel de la Bebida” es considerado uno de los establecimientos más ruidosos del municipio Santo Domingo Este.

Rumbo a Los Mina


Desde Alma Rosa II, la comitiva tomó rumbo a Los Mina donde clausuraron a “La Tablita”, en la intercepción de las esquinas Juan Pablo Duarte y Rosa Duarte, propiedad de un viejo colaborador del Partido de la Liberación Dominicana conocido como “Chapman”.

-“Esto es un abuso de poder”, exclamó Chapman cuando le entregaron la orden del juez que autorizaba la clausura.

Otro dirigente medio del PLD reaccionó molesto y reclamó que “el compañero Chapman ha sido un colaborador durante muchos años del partido y no le pueden pagar así. Además, esa música no le molesta a nadie”.

“La Tablita” tiene un programa de espectáculos nocturnos a base de  “son” y “pericos ripiaos” en la acera, que ha tomado como su  escenario.

Entre sus clientes hay oficiales de la Policía al servicio de la Policía Municipal, un ayudante fiscal, oficiales de policía de servicio en el cercano cuartel Felicidad y altos funcionarios del gobierno.

En su entorno se han producido tiroteos y pleitos que han derivado en frecuentes asesinatos.

Ha sido clausurado en distintas ocasiones.

“La Tablita” inició como un pequeño negocio de ventas de alimentos pero, pasado el tiempo, se convirtió en un popular lugar de venta de bebidas, aunque su interior es estrecho y su clientela masiva es recibida y servida en las aceras y en la calle.

Por el lugar, durante las noches de fiesta, se hace difícil cruzar por el lugar debido a la alta concentración de clientes.

Hacia el Ensanche Ozama

El último de los establecimientos clausurados  fue el “XL Súper Frías”, en la intercepción de la avenida Sabana Larga y calle Activo 20-30, a pocos pasos del cuartel policial del Ensanche Ozama.

La intervención se produjo cuando caían las primeras sombras de la noche.

Al llegar la fiscal Cruz, el establecimiento tenía el sonido de sus equipos con altísimo volumen; la mayoría de sus clientes eran mujeres que se esforzaban por evitar ser captados por las cámaras de Ciudad Oriental.

Un hombre le imploró a Ciudad Oriental que no lo grabaran porque “si mi mujer me ve, me mata”.

“XL Súper Frías”, como los demás, no hizo caso a la notificación que le entregó la fiscalía reclamándole que bajaran el volumen de sus equipos de sonido.

Lo extraño es que, al igual que la mayoría restantes establecimientos clausurados, todos están a poca distancia de cuarteles policiales.

La magistrada Cruz dijo que los operativos serán llevados a otros lugares atendiendo a las múltiples solicitudes de auxilio que le hacen los vecinos de todos los barrios.

Cruz explicó que a su despacho van cada día miembros de Juntas de Vecinos y personas individuales a quejarse porque los colmadones y  drinks, con sus cargas de drogas, pleitos y asesinatos, no los dejan dormir.

De su lado, el alcalde Juan de los Santos ha dado luz verde y respaldo total a la magistrada Cruz para que continúe recuperando espacios públicos y cerrando negocios que estorben la tranquilidad de los munícipes.

Hasta el momento, Cruz y de los Santos son los únicos funcionarios en toda la República Dominicana que han plantado el frente a los ruidosos, lo que ha derivado en un aumento de la popularidad y en reclamos por la población de que los operativos sean extendidos a otros lugares.
Uno o varios "sapos" en el equipo

El cierre abrupto ayer de "El Cartel de la Bebida" por sus propietarios antes de que llegara la comitiva encabezada por la Fiscal Raquel Cruz contirbuyó ayer a mantener disparadas las alarmas sobre la presunción de que los propietarios de los "drinks" y colmadones habrían logrado permear a algunos de los agentes actuantes en los operativos que serían, quienes les avisan de los preparativos.
Esos potenciales "sapos" podrían poner en peligro las vidas de los agentes policiales actuantes, los técnicos y de la misma Fiscal Cruz.
Ha trascendido que existen sospechas de que algunos policías u oficiales potencialmente corruptos serían beneficiarios de  “regalías” de parte de algunos de los propietarios de esos establecimientos.

Quizás eso explique el hermetismo con el que fue dirigido el operativo de clausura de ayer.

La Fiscal Cruz se cuidó de mantener en reservas la identidad de los negocios hasta el último momento.

Sin embargo, en la mañana, una periodista al servicio de la Fiscalía de Santo Domingo, envió un mensaje masivo en su BB dando cuenta al público de que en la tarde sería hecha una intervención y, citando específicamente, el nombre de uno de los lugares más peligrosos, pudiendo poner en peligro la vida de la fiscal, los técnicos y los policías actuantes.

«
Next
Entrada más reciente
»
Previous
Entrada antigua

No hay comentarios:

Podrá expresar su comentario sin ofender lo antes publicado. Este portal no se hace responsable de las opiniones vertidas por los colaboradores, es una responsabilidad exclusiva de estos.

Darwin Feliz Matos
Director