ARTE Y SICiEDAD

Slider

Imágenes del tema: kelvinjay. Con la tecnología de Blogger.

ECONOMIA

Nacionales

DIRECTOR GENERAL

POLITÍCA

Policiales y Justicia

Salud

POLICIALES

POLITICA

Resumen deportivo

Noticias de la provincia santo domingo

Opinion Editorial

» »Unlabelled » La madre del hijo de Tonty compró un carro con el dinero que este había ahorrado para el niño


Por Robert Vargas/ Fotos Darwin Féliz
Distrito Nacional.- ¿Es Tonty Rutinel un “mal padre” que se niega a mantener a su hijo más pequeño? 
La respuesta sería “Si”, según el abogado José Parra, quien representa a la señora Leidy Dayana Caraballo de los Santos.



La respuesta a esa misma pregunta sería “No”, si quien respondiera fuera Tonty.
¿Quién tiene la razón?
Eso es lo que decidirán los tribunales.
Y ella ¿Es una "mala madre"?... Tal vez si, tal vez no. 
Mientras tanto, “en lo que el hacha va y viene”, Rutinel ha tenido su primera victoria ante un tribunal y, de paso,
José Parra
prepara documentos para ir a por el abogado José Parra, a quien demandará en los tribunales bajo cargos de difamación.

¿Cuál ha sido la victoria de Tonty?
¿Porqué demandará al abogado de la madre de su hijo más pequeño?
Vamos a tratar de explicarles este drama familiar de la forma más sencilla posible. Pero vamos a hacerlo por partes.
Primero veamos la victoria de Tonty sobre Parra, a quien el ex senador y ex diputado considera ser un instigador del drama familiar con la única intención de obtener, en principio, al menos dos millones y medios de pesos, que luego habría ido rebajando, “como los comerciantes haitianos”, hasta 450 mil pesos para “retirar la querella”.
Tonty no quiere que la demanda en su contra por presunta agresión a Caraballo de los Santos sea retirada.
Al contrario, exige que continúe y, cuando termine el proceso, entonces irá a por Parra a quien ha advertido que se las verán en esos mismos tribunales, solo que el letrado será quien esté sentado en el banquillo de los acusados.
El veterano político da por seguro que saldrá victorioso.
La sentencia que logró el día miércoles de parte de un tribunal al que llevó a su ex pareja le dan más ánimo.
Tonty Rutinel declara ante el tribunal
Lo cierto es que fue Tonty quien demandó a Caraballo de los Santos, y no al revés, como han han interpretado algunos medios.

-“Fui yo quien la demandé”, dijo Tonty.
Cuando el juez que actuó en la audiencia ordenó mediante sentencia que “provisionalmente” el ex legislador entregue cada mes nueve mil pesos para la manutención de su hijo, se escuchó a Tonty decir:
-“¡Se hizo justicia!”.
Respiró profundo, tranquilo y satisfecho.
-“Nueve mil pesos”, dijo el juez.
Caraballo de los Santos reclamaba que el tribunal obligara a Tonty a pagarle al menos 50 mil pesos mensuales para “cubrir los gastos “ del hijo de la pareja.
El abogado Parra se empeñó en tratar de convencer al magistrado de que eso era lo correcto, pero en el momento fue incapaz de presentar cualquier documento con el que pudiera demostrar que el dirigente perredeísta tiene ingresos tan altos como para sostener en firme el pago de los 50 mil pesos mensuales por concepto de manutención.
Le dijo por ejemplo, que Tonty pagaba 17 mil pesos mensuales por concepto de renta de un apartamento para ser habitado por su hijo y su madre; que pagaba otros 24 mil pesos mensuales por la colegiatura del niño y “compras que iban entre los 50 mil y 100 mil pesos mensuales”.
Tonty no lo negó. Al contrario, lo admitió.
-“Yo de le daba eso y más a la señorita”, le dijo al juez.
Pero hizo una revelación hasta ese momento desconocida totalmente: ese dinero se lo regalaban sus amigos quienes, lo aprecian tanto que lo ayudaban a sostener al bebé y la madre en un ambiente ampliamente confortable.
Mencionó a “Orlando Pichardo y al señor Oligol”, quienes llevó como testigos.
Dijo que durante años esos y otros amigos han colaborado económicamente con él , pero tras presentarse el incidente, dejaron de continuar haciéndolo.
Por tanto, Tonty asegura que ahora solo cuenta con su pensión de ex legislador ascendente a unos 87 mil pesos mensuales.
Ante el juez, aprovechó para defender su honestidad en el Congreso Nacional, donde no fue a enriquecerse.
Por eso, ni siquiera tiene vehículo propio. El que posee, dice, se lo prestó Hipólito Mejía desde hace dos años.
Tampoco posee vivienda. Reside en la casa materna, una vieja casona allá en el Ensanche Isabelita, a medio camino entre el Acuario Nacional y el Club del Legislador en una estrecha callejuela.
Tan seguro está de que no posee fortunas ni propiedades, a no ser su honradez, que le pidió al Ministerio Público que inicie, cuanto antes, una investigación para que determine si él posee cuentas bancarias, propiedades, o, incluso, Organizaciones No Gubernamentales, de esas que acostumbran a tener algunos legisladores para recibir sumas millonarias del Congreso Nacional.
El abogado José Parra le dijo al tribunal que Tonty tiene “dos ONGs” para justificar el reclamo de los 50 mil pesos mensuales.
Y este es el punto.
Ahora es Tonty quien quiere que Parra vaya al Congreso Nacional, al Ministerio de Haciendas y a cualquier otra institución en busca de la documentación con la que pueda probar que “yo tengo ONGs”.
Está convencido de que el letrado no podrá demostrarlo “porque yo no tengo ONGs, yo no tengo riquezas, yo no tengo fortunas”.
Por eso, dice, cuando Parra fracase en el intento, entonces lo sentará en el banquillo de los acusados.
-“Aquí se va a acabar el relajo de estar dañando honras”, exclamó Tonty, quien tiene la mirada fija en el letrado.
-“Ellos creyeron que yo tenía dinero, por eso me demandaron por 50 millones de pesos y diez años de prisión y este abogado la obligó a firmar un contrato de defensa mediante el cual él recibiría dos millones y medios de pesos”, subraya.
El juez desestimó la reclamación de Caraballo de los Santos y acogió el pedimento del Ministerio Público de que le fuera impuesta una pensión alimenticia de solo nueve mil pesos mensuales.
El magistrado, para emitir la sentencia, valoró que Parra no presentó ninguna documentación que avalara sus afirmaciones contra Tonty, mientras que este presentó una certificación oficial que detallaba sus ingresos mensuales por concepto de pensión como ex legislador.
Leidy Dayana Caraballo de los Santos se compró un carro con el dinero del niño.
Cuando el juez autorizó a Tonty a tomar la palabra, este reveló un detalle que parece una “simpleza”, pero no lo es.
Le dijo al tribunal que Caraballo de los Santos tomó más de 700 mil pesos que tenían ahorrado para sostener al niño y los usó en la compra de un automóvil y para mudarse a otro apartamento.
Esta parte, no le entendimos bien y luego él se la explicó en detalle a Ciudad Oriental.
Relató que a poco de él (Tonty) nacer, su padre le abrió una cuenta de ahorros en un banco comercial y, cuanto cumplió 14 años, ya tenía acumulados 187 mil pesos.
Era la forma del padre asegurar económicamente a su hijo, “por si algo le pasaba, puesto que todos somos hijos de la muerte”.
Esa enseñanza del padre, Tonty la siguió con cada uno de sus hijos a quienes les abrió cuentas en el banco.
El más pequeño de ellos no fue la excepción, dijo.
Solo que cometió “un error” y le abrió dos cuentas, a nombre de la madre del niño, Leidy Dayana Caraballo de los Santos.
Lo consideró “un exceso de confianza”.
Durante varios años, cada mes, Tonty depositaba varios miles, llegando a sumar más de 700 mil pesos entre las dos cuentas.
-“Si yo muero el niño tendrá con qué vivir algún tiempo porque yo no tengo propiedades ni fortunas que heredar”, comenta.
Sin embargo, el pasado mes de enero, Caraballo de los Santos, habría tomado el dinero del niño y fue y se compró un automóvil, se mudó de apartamento y también hizo otros gastos no precisados.
Dos periodistas le preguntaron al abogado Parra sobre esta versión, a lo que el letrado respondió que esas son:
-“Conjeturas que él no ha podido demostrar”.
Respecto de que Caraballo de los Santos se mudó de apartamento, lo admitió con el argumento de que, ella lo hizo porque Tonty tenía llaves del antiguo apartamento y se sentía “amenazada”.
La sentencia del magistrado, a solicitud de Tonty, autorizaba a las partes a investigar sobre las propiedades que tuvieran cada cual.
De inmediato, el ex legislador comenzó a escarbar y buscó certificaciones que demuestran que Caraballo de los Santos adquirió un automóvil financiado.
Se trata del automóvil Honda Fit año 2006, Chássis GDI2315449 color gris.
Lo adquirió en la empresa L&R Comercial, según documentación obtenida por el ex senador.

Ayer, día miércoles 29 de abril, el Departamento de Vehículos de Motor de la Dirección General de Impuestos Internos certificó que ese vehículo tiene la placa número A570935, está a nombre de Leidy Dayana Caraballo de los Santos y fue importado por Autocraf Dominicana S.A.
Ciudad Oriental posee copias de esas certificaciones.
A Tonty le ha irritado que los casi 800 mil pesos que ahorró durante tanto tiempo para el bebé fuera usado por la madre en la compra de un automóvil y en otros gastos en un tiempo tan distante como el pasado enero, cuando él aún estaba en prisión.
Eso le molesta. Sabe que si por cualquier circunstancia del destino él llegara a fallecer, su niño más pequeño quedaría desprotegido porque la madre se gastó el ahorro que realizaban.
Dayanara, dice, logró que los amigos que cada mes le regalaban dinero para gastar hasta cien mil pesos mensuales en la seguridad alimentaria, sanitaria y de educación del bebé y de la madre le retiraran esas ayudas.
Ahora solo cuenta con su pensión, y asegura que puede demostrarlo.
-“Aquí hay que demostrar que todavía hay políticos serios. Yo soy serio. Yo no fui al Congreso Nacional a enriquecerme, a buscar fortunas ni a robar. Por eso estoy considerado como uno de los mejores legisladores de los últimos 20 años en el Congreso”, dice Tonty.
-“¿Sobre las ONGs que dicen que tú posees? ¿Qué tú dices?”, le preguntamos cuando nos visitó en la redacción de Ciudad Oriental.
-“Yo no tengo ONGs. Los autorizo a buscar en cualquier parte algo con lo que puedan demostrar que yo tengo ONGs”, dice.
Explicó que en el Congreso Nacional existen partidas destinadas a las ONGs de los congresistas.
Dijo que las partidas que le asignaban, él disponía que se las entregaran a fundaciones como la del Doctor Cruz Jiminián, incluso en algún momento a Corazones Unidos, “pero yo no tengo fundaciones”.
Por eso, si José Parra no logra demostrar su acusación, lo demandará en los tribunales.
-“¿Por cuánto será la demanda?”, le preguntamos.
Tonty, con una mirada pícara, sonrió.
Está decidido a demostrar su seriedad.
Mientras tanto, ha quedado claro que Dayanara ya no tendrá los casi 100 mil pesos que Tonty y sus amigos gastaban en ella y el bebé cada mes. Deberá ajustarse a lo que dice la ley y fue decidido "provisionalmente" por el tribunal.

«
Next
Entrada más reciente
»
Previous
Entrada antigua