Header Ads

Las obras de Margarita…

Por Ramón Valdez Paredes
Desde tiempos inmemorables, se registran historias que revelan la bondad del hombre y la mujer, así como encontramos leyendas originadas en el imaginario humano que cuentan de acciones caritativas, solidarias, filantrópicas o sencillamente obra de bien. En las enseñanzas cristiana encontramos una diferenciación  muy interesante en esta acción de bien, a partir del ¨animus¨ con que es realizada la acción.


Para     que al acto sea una obra genuina según la valoración cristiana, debe el autor de la acción, solo  perseguir el bien, de quien o sobre quienes, recae el gesto de caridad.

Las obras realizadas con recursos públicos, por  la esposa del presidente, en su condición de primera dama, llama la atención por el alto volumen propagandístico que se despliega en cada una de ella. Debo señalar que esto no es nada personal solo que  cuando el liderazgo o primacía de cualquier mortal es obra de los recursos públicos, es bueno que la población lo tenga  claro.

Son innumerables las historias que se han contado de la primera dama ahora candidata vicepresidencial de su partido, quien parece tener al servicio de su despacho un   eficiente y capaz departamento de prensa y propagada, para que sus obras sean cacareadas hasta la saciedad; El derroche de propagandas en términos económicos,  muchas veces supera el costo de la dadiva o el favor servido.

Recuerdan el caso de las niñas siameses, y la donación de la cirugía que felizmente separo a las criaturas; Nada mas espectacular y dosificado fue contar esa historia a la opinión pública.

El evento inicio con la presentación del citado caso a los medios por varias semanas, luego el interés filantrópico mostrado por la compañera de alcoba del primer mandatario, que devino en hacer  la promesa y el posterior compromiso, de acudir en su auxilio, todo ante los medios de opinión, después, también de forma publica, tramitar y trasladar a las siameses a los Estados Unidos donde se le realizo la operación, no falto promover la visita al hospital norteamericano de la primera dama, pregonar que la operación de las pacientes había sido exitosa.
Así como, narrar y recibir en el aeropuerto internacional de las Américas José Fco Peña Gómez el retorno al país de las niñas, y hasta publicar, la celebración del primer cumpleaño de las afortunadas, desde luego, celebrado por la señora Margarita Cedeño de Fernández. Se que muchos  recuerdan y tienen fresca en su memoria la historia.

Ahora recientemente, la misma parafernalia publicitaria, se hizo ante el caso de un joven que fue favorecido por la bondad del despacho de la primera dama, con la donación de las prótesis que le permitieron caminar en un hecho que, si comparamos la acción versus promoción, el costo del favor  era mucho menor, que lo invertido en propaganda. Hay otras muchas historias como estas, con las que saturan a la población mostrando las bondades de Margarita, pero para muestra, bastan estas dos.

Estamos totalmente de acuerdo con este tipo de obras de bien al prójimo y creo que, tienen mayor merito, cuando las mismas, tiene el animus de  producir el bien y no persiguen otro adjetivo ulterior.

Sin embargo, estamos  convencidos, que estas obras denotan además, las deficiencias de un estado que en vez  de  aplicar políticas publicas en el orden social, tendentes a romper con el circulo de  pobreza e invertir mas y mejor en la formación del individuo para que rompa con esa humillante dependencia de un estado paternalista y desde luego hacer las asignaciones correspondientes a cada ministerio para que puedan cumplir su rol.

Lo que hace y se hace evidente es, todo lo contrario y hasta le, niega el 4% que la Ley manda a la educación básica y peor, pese a esto, la primera dama dice que, el presidente debe ser declarado padre de la educación en el país.

Las obras de Margarita por el aparataje y frecuencia con que son  promocionadas,  me ha llevado a preguntar  ¿Era propio de la Dr.Margarita Cedeño de Fernández este tipo de acción antes de manejar fondos públicos?  Que  sepa, no hay antecedentes, no se registra ni se conoce ningún tipo de historia ni remotamente parecidas, antes  de que, ocupara la posición de ser esposa del presidente.

Nuestro país, un país de hombres y mujeres valiosos y de gran corazón, que desde siempre ha realizado este tipo de obras, creo oportuno señalar a Doña Mery Pérez de Marranzini, al Dr. Cruz Jiminian, al ido a destiempo y siempre bien recordado Freddy Beras Goico,  Doña Melva de Gruñón y muchos otros;
Quienes han hecho con sus recursos, talentos y buen corazón obras de bien, Que me atrevo asegurar, pasan el cedazo  del cristianismo, de no tacar trompetas por sus obras de caridad, sino, lo contrario y de manera natural procuran que su mano izquierda no se entere de lo que ha hecho su mano derecha. 

Pero resulta que lo mismo no es igual; las obras que realiza la esposa del presidente,candidata que se resistía a renunciar al uso de los recursos públicos a favor de su boleta(tomar licencia),es la misma que por años, vienen realizando funcionarios con mayor legitimidad por ser electos de manera directa por el soberano como son los senadores, diputados, alcaldes  y en menor medidas los regidores sin embargo, esta  practica siendo la misma, en ellos he cuestionada por calificarse de puro clientelismo y por usar indebidamente los recursos públicos. 

Saludamos toda obra de bien y valoramos como necesario el brazo de solidaridad del estado pero, deja mucho que desear cuando el espíritu del favor o bien, no es mas, que para sacar ventaja del mal ajeno o como dice el santo evangelio tocar trompetas para que todos se enteren de sus ¨bondades¨ y desde luego cobrar el favor prestado.

Las manifestaciones publicitarias y de espectacularidad  a las obras realizadas por el despacho de la primera dama, las hacen reprobar la evaluación cristiana y  vale destacar que son realizadas, por un Despacho que no fue creado para  realizar obras con fines de satisfacer el ego o rendir culto a la personalidad y mucho menos , manejar tanto dinero, que sobre pasa en cantidad, a mas de un ministerio del estado, que  contrario al  despacho de Margarita, sí forman parte del organigrama estatal, para la asignación de fondos públicos.

No hay comentarios

podra expresar su comentario sin ofender lo antes publicado.

Sean parte de este su espacio

"Sean parte de este su espacio de opinión, envíanos sus aportes a Darwinfeliz@gmail.com, o al BBPIN: 238B8494


Darwin Feliz Matos.
¡Siempre suyo!

El Acontecer de Nuestro Municipio

El Acontecer de Nuestro Municipio
La verdad sin tapizas
Con la tecnología de Blogger.