FaceBook

Imágenes del tema: kelvinjay. Con la tecnología de Blogger.

Slider

Anuncio Godge

Nacionales

Banner EDESTE

POLITÍCA

Policiales y Justicia

Salud

Santo Domingo

Santo Domingo

Internacionales

Internacionales

Deportes

Provincia santo domingo

Opiniones y Editorial

Senador revela detalles de denuncias


SD. Afirmando que no teme por su vida, y tal como había prometido, el senador del PLD por la provincia Peravia, presentó las pruebas de sus denuncias.
Wilton Guerrero Dumé pidió que se investigue al general de la Policía Nacional, Hilario González González, sobre la masacre de siete personas ejecutadas por narcotraficantes en la ciudad de Baní, provincia Peravia. Reiteró que en Baní opera un punto de drogas al lado de la dirección Central Sur de la Policía Nacional.
Además del comandante policial González González, el senador Guerrero Dumé, también identificó a los fiscales Ester González y Rafael González y el renunciante fiscal Víctor Cordero, a quienes señala como los padrinos de los narcotraficantes de la zona.
Señaló que los extranjeros que fueron ultimados en la comunidad de Paya eran visitados con frecuencia por oficiales policiales de la dotación de Baní, donde degustaban chivos y tomaban whisky y lo hacían en la propia yipeta de la Policía.
También Guerrero presentó un expediente de dos imputados de robar la cartera de la esposa de una ayudante del fiscal, donde estos señalan dos puntos de drogas en Baní y donde llevaron a los policías y al fiscal Víctor Cordero para recuperar la cartera de la señora que contenía una pistola y cinco mil pesos.
Deploró que a sabiendas de todo, el fiscal nada hizo, bajo el alegato de que "no estaba buscando drogas", sino los objetos robados a su señora.
"Me cansé de visitar, junto a una comisión de notables de nuestra provincia, al Procurador General de la República, al Jefe de la Policía, al Secretario de Interior y Policía, al Consultor Jurídico del Poder Ejecutivo y a la Secretaría General del Partido de la Liberación Dominicana.
El congresista insistió en que en esa ciudad el narcotráfico opera con apoyo de miembros de la Policía Nacional, la Dirección Nacional de Control de Drogas (DNCD) y del Ministerio Público.
En rueda de prensa que ofreció en su oficina senatorial en el Congreso Nacional, Wilton Guerrero, revela que la magistrada Ester González sirvió a narcotraficantes para conciliar un impasse entre el colombiano Selino Marin, ejecutado en la masacre de Baní, y unos trabajadores que no pudieron instalar un inversor en la vivienda donde murieron las siete personas.
Sin embargo, la magistrada Ester González no firmó ni selló el acto de conciliación elaborado en la Fiscalía, además de que el colombiano Selino no rubricó el documento, sino que envió a su testaferro Danerys Andújar, a quien tras la masacre, una jueza impuso medida de coerción por el crimen de Baní. Citó el senador que operan en Baní mas de 350 puntos de drogas, cerca de la dotación policial y escuelas.
Descartó que el país sea un narco Estado. "Jamás en la vida, porque tenemos autoridades nacionales encabezadas por el presidente Leonel Fernández que están comprometidas seriamente con adecentar el clima de la sociedad dominicana. Y ningún funcionario de alto nivel del Gobierno nosotros tenemos conocimiento de que esté en actos delictivos".
Igualmente dijo que no teme por su vida y reveló que el Jefe de la Policía le ofreció protección, ofrecimiento que evalúa.
Entregarán informe al presidente LF
La comisión especial designada por el presidente Leonel Fernández para investigar la denuncia del senador peledeísta Wilton Guerrero, de que autoridades de Baní, entre ellos altos oficiales de la Policía y la DNCD y fiscales, estarían apoyando a grupos de narcotraficantes sesionó durante más ocho horas con el propósito de elaborar un informe con relación al caso y entregárselo al gobernante.
En tal sentido, el procurador Radhamés Jiménez Peña; el secretario de las Fuerzas Armadas, Ramón Aquino García; el jefe de la Policía, Rafael Guillermo Guzmán Fermín, escucharon con relación al problema al senador Wilton Guerrero, así como a los diputados Milcíades Franjul, Licelot Arias y Santos Ramírez, quienes coincidieron en destacar el grave problema que representa el narcotráfico en esa demarcación.
El general hilario gonzález responde a wilton guerrero
El comandante de la Policía de Baní negó que al lado del cuartel policial local operara un punto de drogas, como denunció Guerrero y dijo que tiene una lista de 175 personas que ha sometido por estupefacientes en un año. Asimismo, rechazó que el narcotráfico opere libremente en la zona, con al presunto apadrinamiento de las autoridades. Además dijo que no es cierto que oficiales de la PN y la DNCD hayan hecho una comilona donde participaron los siete extranjeros y dominicanos abatidos.
De S. Arias/ F. Méndez

Pacheco pide protección para senador peledeísta Guerrero

El diputado perredeísta Alfredo Pacheco recordó que la República Dominicana ya vivió la muerte de un senador, por lo que pidió a las autoridades ofrecer las garantías necesarias al senador peledeísta por la provincia Peravia, Wilton Guerrero, quien acusó al comandante policial en Baní, general Hilario González, de proteger al narcotráfico.
“Nosotros expresamos por esta vía nuestro temor por la situación del senador Wilton Guerrero, senador del gobierno, pero que ha hecho denuncias muy serias y que hoy nosotros nos estamos enterando que ha sido muy coherente con sus denuncias y que además, tiene muchos años haciendo este tipo de denuncia y que, por lo tanto, hay que prestarle atención”, indicó.
Pacheco dijo no entender cuáles son las otras pruebas sobre el caso que piden el procurador general de la República, Radhamés Jiménez, y el secretario de Interior y Policía, Franklin Almeida Rancier, por lo que llamó a ambos funcionarios a atender la denuncia de Guerrero y buscarle solución a este problema nacional.Por otro lado, consideró que si bien es cierto que una reforma constitucional es necesaria, no es prioritaria ante los grandes problemas que acechan a la República Dominicana.
Entrevistado en el programa “Telematutino El Día”, que se transmite por Telesistema, canal 11, reiteró que el Partido Revolucionario Dominicano -PRD- respalda una reforma mediante asamblea constituyente, por lo que fijará su posición sobre el tema en los próximos días, debido a que todo parece indicar que la misma será sometida al Congreso Nacional por el presidente Leonel Fernández el próximo sábado.
El legislador entiende que el PRD debe participar en las discusiones y fijar sus posiciones de cara a planteamientos de reforma que se realizan, como forma de que esa organización tenga incidencia en los artículos que se modificaran.En otro orden, Pacheco aseguró que el narcotráfico está permeando a todos los sectores de la vida nacional y dañando al pueblo dominicano, por lo que llamó la atención de las autoridades.

Senador Peravia entregó cronología de visitas a funcionarios.


Una cronología entregada por el senador peledeísta Wilton Guerrero a la comisión que investiga el caso de Baní, indica que desde el inicio del Gobierno del doctor Leonel Fernández hasta este año él ha denunciado sin resultado la situación crítica de violencia, delincuencia, complicidad, narcotráfico y criminalidad que afecta a la provincia Peravia.

La cronología de Guerrero da cuenta de todas las visitas que hizo desde el 2004 hasta este año en procura de ser escuchado para que se frene el narcotráfico, la violencia, la delincuencia, la complicidad y el narcotráfico en su provincia.

Precisa que el mismo 16 de agosto del 2004, cuando se inició la gestión del presidente Fernández, pronunció un discurso enérgico denunciando la responsabilidad de los mandos policiales en esa situación y reclamando de las autoridades correspondientes la destitución de esos oficiales y alistados.

Según esa cronología, a finales del 2004 él visitó con esos fines al secretario de Interior y Policía en su condición de coordinador voluntario para la defensa de los derechos de los ciudadanos.

Precisa que a principio del 2005 volvió a visitar con ese mismo propósito al secretario de Interior y Policía, esa vez en compañía de varios representantes del Voluntariado Municipal.

Indica que entre septiembre y noviembre del 2007 visitó al secretario de Interior y Policía ya como senador de la República.

Señala que a finales del 2005 se reunió con el entonces jefe de la Policía, mayor general Manuel de Jesús Pérez Sánchez, y un embajador para los derechos humanos de la embajada de los Estados Unidos.

Sostiene que entre el 2005, 2006 y 2007 realizó varias visitas a la Inspectoría General de la Policía.

Señala que a finales del 2007 visitó el Departamento de Asuntos Internos de la Policía y que en el 2006 fue también a donde el consultor jurídico del Poder Ejecutivo, doctor César Pina Toribio, a quien le repitió la visita a finales del 2007.

Subraya que en el 2006 visitó al procurador de la Corte de Apelación de San Cristóbal y que a mediados de septiembre de ese año fue también a donde el procurador general de la República, doctor Radhamés Jiménez Peña, a quien entregó un voluminoso expediente con numerosos casos de mal manejo procesal.

El senador Guerrero señala otras visitas hechas por él a diferentes autoridades en lo que va de este año.

Al final de la cronología le dice a la comisión investigadora que no actúa como senador de la oposición, sino que lo que ocurre es que “no nos marean las mieles del poder”.

“No hemos hecho denuncias irresponsables, pero no nos tiembla el pulso para enfrentar con la verdad a engreídos y prepotentes. No hemos hecho denuncias tremendistas, pero nos duele que se haya convertido al pueblo de mis amores, a Baní, en un paraíso para los delincuentes, criminales, corruptos y narcotraficantes, y en un infierno para los hombres y mujeres honrados, honestos y laboriosos”, dijo.

EL NARCOTRAFICO


¿Por qué Estados Unidos, la principal potencia económica y militar del mundo, no ha podido eliminar o controlar el tráfico de drogas, sobre todo de países que están bajo su influencia o dominación, como Colombia, Bolivia, México, Perú y Afganistán, entre otros?

Colombia es el primer productor mundial de la hoja de coca y de cocaína; México es el segundo productor regional de amapola y el segundo en marihuana; Perú es el segundo productor del mundo de la hoja de coca y de cocaína, en tanto que Bolivia es el tercer productor mundial de la hoja de coca, materia prima de la cocaína.

Afganistán, Irán y Pasquitán, “La Media Luna Dorada”, son los mayores productores del planeta del Opio. Holanda es uno de los principales productores de drogas sintéticas del mundo, como éxtasis, tan popular en los barrios neoyorquinos y latinoamericanos.

El Opio se redujo enormemente durante el régimen de los talibanes, en Afganistán, pero tan pronto fueron derrotados por las tropas norteamericanas la producción de la droga se incrementó.
Luego de la intervención militar de Estados Unidos al vecino Haití el tráfico de drogas aumentó hasta convertir esa nación en un “narcoestado”, con sus consecuencias funestas para la República Dominicana con quien comparte la isla de Santo Domingo, pues nadie controla el contrabando por la frontera de más de 300 kilómetros

Algunos investigadores del fenómeno del consumo y tráfico de drogas aseguran que el mismo es utilizado por Estados Unidos por razones económicas y políticas para crearle crisis a los países que están bajo sus dominios cuando lo estiman conveniente, y para impedir, al mismo tiempo, convulsiones sociales que terminen en revoluciones socialistas o comunistas. América Latina es un buen ejemplo.

El consumo y tráfico de drogas en República Dominicana es un problema que surge luego de la intervención militar estadounidense en abril de 1965. Las drogas fueron introducidas en los sectores sociales más radicales políticamente. De igual modo los focos más revolucionarios fueron minados por las drogas. Verbigracia, San Francisco de Macorís. Inexplicablemente los muchachos que alzaban la bandera de la hoz y el martillo fueron visados para viajar a Estados Unidos. Muchos terminaron en la cárcel, muertos o deportados. No es casual que los barrios populares de Santo Domingo y de las principales ciudades del país estén llenos de drogas.

Colombia es otro gran ejemplo. La guerrilla, que tiene más de 50 años, ha terminado al servicio del narcotráfico.

¿Puede alguien creer que Estados Unidos, el imperio más grande que ha conocido la humanidad, que ha invadido militarmente casi todo los países latinoamericanos, no ha podido detener el tráfico de drogas a menos que no le interese?

Según algunos expertos, el tráfico de drogas es un negocio mundial tan grande como el turismo. Hay quienes dicen que el mundo de las drogas mueve todos los años más de 500 mil millones de dólares, eso es, más del seis por ciento del comercial mundial, y que tres cuatas parte de la población mundial consume drogas regularmente. Solo Estados Unidos tiene alrededor de 30 millones de personas que consumen cocaína con regularidad, sin contar con otras drogas como marihuana, éxtasis, opio, etc.

A Estados Unidos no le interesa terminar con el consumo y tráfico de drogas porque le sirve a sus intereses globales. Mientras más drogas, más dinero y más gente convertida en guiñapo, incapaz de levantarse para protestar por las injusticias de un mundo que está “patas arriba”, como dice Eduardo Galeano.

Desde hace años se viene planteando legalizar el consumo de drogas, como se hizo en el 1933 cuando se abolió la llamada ley seca en Estados Unidos, permitiendo que la venta de alcohol fuera legal. Pero ahora Estados Unidos se opone a la legalización del consumo de drogas porque lesiona sus intereses económicos y políticos. El negocio de las drogas está globalizado por el imperio.

Se estima que se gastan más de cien mil millones de dólares en la “lucha” contra el narcotráfico, sin contar el costo altísimo en el mantenimiento de los reclusos en las cárceles. Solo Estados Unidos apresa cerca de dos millones de personas todos los años por consumo de pequeñas dosis de drogas.

Una encuesta en Norteamérica reveló hace algunos años que el 40 por ciento de sus habitantes consideraban que las drogas debían legalizarse y que el Estado le colocara impuestos altos. En muchos otros países la gente considera que legalizar el consumo de drogas es la mejor solución.

En la República Dominicana, como decíamos más arriba, hay cada vez más consumo y más tráfico de drogas. Nunca como ahora hubo tantas drogas en las calles. Es imposible que ese fenómeno haya alcanzado tal magnitud sin la colaboración de las autoridades civiles y militares, que reciben grandes beneficios.

Las cosas han llegado a un punto tal, que resulta prácticamente imposible terminar con el problema. Ha tomado demasiado cuerpo. Los narcotraficantes han creado una estructura que sobrepasa la capacidad del Estado para enfrentarlo con éxito. Y como si fuera poco, Estados Unidos no ayuda. Juega a la política, pero nada más, porque le favorece que haya mucha droga en nuestros barrios marginados, entre la clase media baja y alta.
El narcotráfico conduce al país por caminos de violencia, muerte y destrucción de los valores sociales que hacen posible la convivencia pacifica que tanto necesita un país.