FaceBook

Imágenes del tema: kelvinjay. Con la tecnología de Blogger.

Slider

Anuncio Godge

Nacionales

Banner EDESTE

POLITÍCA

Policiales y Justicia

Salud

Santo Domingo

Santo Domingo

Internacionales

Internacionales

Deportes

Provincia santo domingo

Opiniones y Editorial

Barack Obama y la Era de lo Improbable.

Estás loco. ¿Un negro en la Casa Blanca? ¿Un desconocido va a derrotar a Hillary Clinton? ¿Un tipo sin el aparato Demócrata detrás suyo, sin dinero, sin trayectoria va a vencer a la esposa del líder del Partido Demócrata? Perdiste el juicio Juan Carlos. En eso se resumían todos los comentarios que recibí cuando el 31 de octubre de 2006 escribí un articulo pronosticando el nacimiento de un nuevo líder en Estados Unidos y sus amplias posibilidades de ser el próximo Presidente de los norteamericanos.

Un buen amigo y reconocido compañero de partido, me hizo un análisis en su oficina, de por que era imposible que ese muchacho negro pudiera alcanzar la nominacion Demócrata y mucho menos la Casa Blanca. El reputado abogado y ex presidente del PRD fue enfático al decirme que "ese día nunca llegaría".

Defensor hasta el final de mis ideas, le dije que la sociedad norteamericana había cambiado y que solo tendríamos que esperar a la llegada de las Primarias para darnos cuenta si era así o no. Eso fue justo año y medio antes de las elecciones en Iowa. Ya la historia la conocemos todos.

Barack Hussein Obama Jr. es el candidato del Partido Demócrata. Con su discurso de esperanza y convocando a la unidad de los norteamericanos, logro enamorar a los mas jóvenes de la idea de que un mundo mejor es posible, solo si nos decidimos a construirlo. Y el, aun con toda evidencia en contra, se decidió a luchar por el sueño de un mundo mejor, justo y en paz.

Luego de muchos días de duro batallar y de enfrentar a la maquinaria política mas exitosa de la ultima decada del siglo pasado, Obama ha conseguido hacer historia convirtiéndose en el primer candidato negro con amplias posibilidades de ser Presidente de Estados Unidos. Tal como dijo ayer en su discurso de Minnesota: "este es el fin de una jornada, y el inicio de otra".

Su camino, aunque mas despejado, tiene aun varias barreras que vencer. La primera de todas es saber colocar a Hillary Clinton en el espacio justo. La ex Primera Dama mostró en estas primarias que es capaz de llegar hasta el final con tal de conseguir cristalizar sus objetivos personales, pero ademas confirmo que tiene un ascendiente importante en segmentos del electorado a los cuales Barack no ha podido llegarle con fortaleza.

De ahí que el principal reto sea como incluirla en la campaña. No creo que sea saludable para su candidatura escogerla como compañera de formula, su figura no le suma nada a su discurso de cambio y renovación del liderazgo norteamericano. No olvidemos que la Clinton es parte importante del status quo gringo, que Obama intenta cambiar. Su integración debiera asegurarse a partir de hacerla líder de la mayoría demócrata en el Congreso o garantizarle un puesto en la Suprema Corte de Justicia Estadounidense.

El compañero de formula de Obama debe dar valor agregado a su novedosa e inspiradora propuesta de cambio, ademas de ayudarle a solventar sus flancos debiles. Por tal razón creo que las figuras que mas se acercan a ese perfil son: John Edwards, con amplio apoyo entre los trabajadores y los mas pobres; y Mark Warner, ex gobernador de Virginia y una joven promesa del Partido Democrata. Una tercera opción para atraer el voto independiente podria ser el alcalde de Nueva York Michael Bloomberg.

El triunfo de Obama no es únicamente el de un candidato negro. No. Su victoria es la prueba mas fehaciente de que, como dice McKinney, las cosas para ser posibles no tienen que ser probables. Con Obama se inicia en el mundo la era de lo improbable, el tiempo histórico en el que la gente ordinaria se une para hacer cosas extraordinarias.

La victoria de Barack es motivo de felicidad para los que creemos que es posible hacer los cambios, aun sean improbables. Obama es el icono de lo improbable, el sello de la esperanza para quienes aspiramos a un mundo mejor.

Por eso estoy feliz, inspirado y motivado. Obama y su éxito me han dado el hálito de esperanza necesario para estar convencido de que en el PRD, ha llegado la hora para que la esperanza venza al miedo. Este es el momento para que lo improbable se imponga ante aquello que los cínicos piensan es inevitable.

Obama me ha dado una razón para creer de nuevo. Tengo fe que en el PRD, como en el Partido Demócrata, juntos la gente ordinaria, escribiremos un nuevo capitulo para una historia extraordinaria. Hablando de Esperanza.

--
Juan Carlos Guerra
Vicepresidente PRD

Poner el gobierno a dieta


El gobierno nada puede hacer en cuanto al precio del petróleo, pero sí puede desmontar el gravoso andamiaje impositivo, que disfraza con el nombre de "tasas", para poder manejarlo a su antojo por decreto.

Por Manuel Quiterio Cedeno / El Caribe
Viernes 6 de junio del 2008 actualizado a las 1:27 AM

El incremento de los precios del petróleo ha provocado un aumento insoportable en el costo del combustible para los aviones, creando una grave crisis en el sector del transporte aéreo que traerá graves consecuencias para nuestro país, ya que nuestra industria turística depende de este soporte para su existencia.

Además, afectará todas las formas de intercambio de los dominicanos con el exterior, ya que el único país con el que tenemos transporte de pasajeros por vía terrestre es Haití, y marítima con Puerto Rico.

El gobierno nada puede hacer en cuanto al precio del petróleo, pero sí puede desmontar el gravoso andamiaje impositivo, que disfraza con el nombre de “tasas”, para poder manejarlo a su antojo por decreto.

Ya habíamos advertido sobre las irracionalidades de la política fiscalista del gobierno en relación con la actividad aerocomercial.

Ahora ya estamos en “alerta roja” y el gobierno tendrá que poner término a su glotonería impositiva y escoger entre mantener sus altos impuestos, o reducir los impuestos y mantener algo de lo que todavía recibe. Así de simple.

Más del 30% del valor de cada boleto aéreo vendido en el país corresponde a impuestos.

A esto se suman los ingresos que tiene el Instituto Dominicano de Aviación Civil (IDAC) por diversos cobros que hace a las aerolíneas y los altos impuestos al combustible de avión.
Para ofrecer una idea de lo que ha ocurrido, en el período 2005-2007 las diferentes “tasas” que se cobran por cada pasajero en vuelos charters aumentaron un 70% y en vuelos regulares un 30%.

En el período mayo/2004-mayo/2008, el impuesto al combustible de avión aumentó un 901% y el costo final del combustible se incrementó un 104%. Igualmente se multiplicaron por dos, tres y cuatro, las diferentes tarifas del IDAC. Los cobros directos del gobierno con cargo a cada pasajero suman US$62.60

Ahora nuestros aeropuertos son carísimos y en el primer capítulo de esta crisis que todos sabíamos que venía, perderemos unos 2000 asientos diarios, que con una ocupación del 70% significan una pérdida de RD$82 millones mensuales para el gobierno.

La avaricia rompe el saco. El gobierno debe ponerse a dieta. Las autoridades turísticas, que alentaron la glotonería, han dicho que debe reducirse el impuesto al combustible. Esto es positivo, pero debe ampliarse a todos los impuestos.

Manuel Quiterio Cedeño es periodistamquiterio@cicomnews.com

La columna de Miguel Guerrero



Por Miguel Guerrero / El Caribe
Viernes 6 de junio del 2008 actualizado a las 1:27 AM



Los diarios digitales publicaron ayer fotografías y detalles de una misa oficiada en una iglesia de Roma a la que asistieron el presidente Fernández, su esposa, los funcionarios que lo acompañan en su gira por Europa y el personal acreditado en las embajadas de Italia y el Vaticano.

La misa fue dicha por monseñor Ramón Benito de la Rosa y Carpio, arzobispo de la arquidiócesis de Santiago y presidente del Episcopado Dominicano, quien estuvo asistido de varios sacerdotes, y en presencia de altos representantes de la Santa Sede, en la basílica de San Giovanni Batista del Fiorentini, donde se encuentra, según la versión periodística ofrecida por el gobierno, un cuadro con la imagen de la Virgen de la Altagracia.

En sentido general, esto nada tendría de extraño, dado que Roma es el centro del catolicismo mundial y el reciente fervor religioso del señor Fernández.
Lo que llama la atención es el motivo del oficio, que la misa fuera en “acción de gracias” por la reelección del presidente.

Es decir para agradecer al Altísimo un triunfo electoral que probablemente no agradó al 47 por ciento de los dominicanos, en su mayoría católicos, que votaron por las distintas opciones de oposición.

Una actividad para la cual viajó al viejo continente una respetable y admirada autoridad eclesiástica y que hará preguntarnos sobre el rumbo por donde se encamina el país. No se necesitan más palabras.

Miguel Guerrero es escritor y periodista

mguerrero@mgpr.com.do